sábado, 17 de marzo de 2018

Esperanza

Tengo cinco dedos,
y dos ojos,
y los bolsillos vacíos,
cinco dedos en cada mano.
Y eso sí,
la mirada encendida,
y en lo profundo,
en lo más profundo de mi corazón,
aún resuena mi grito,
mi grito,
mi grito amargo.
Y mientras pestañeas,
sin que yo te vea,
tu sonrisa
volatea,
Y con los pasos,
con los pasos,
uno detrás del otro,
miro al Cielo,
y ya no siento el fracaso.
Poeta,
poeta,
son mis palabras,
mis vocablos,
y en el fondo del pasillo,
entre mis uñas,
tengo guardada la metralleta.
Y esta tarde,
esta tarde ya no sabrá ni olerá,
ni olerá,
a vinagre.

sábado, 3 de marzo de 2018

Estrellas en el café

Lutecia,
así te llamaban,
así te bautizó,
ese dios de carne,
de carne laureado.
Y bajo mi piel,
entre mis venas,
tu ausencia.
Si quisiera,
si pudiera,
pedir,
suplicar,
rogar clemencia.
Con la cabeza,
con los ojos entre las manos
el latir de mi,
de mi,
de mi corazón,
sería mi penitencia.
Pero es tu presencia,
son dos estrellitas
de hielo,
que se derriten
entre el amargo sabor del azúcar,
y tus dulces labios,
que a juego con tu sonrisa,
en mi taza,
hacen que mi mirada,
y mis palabras resurjan,
alzando la voz,
para que mi gente no sufra.

viernes, 23 de febrero de 2018

El cangrejo mecánico del Meeting Point

Tus ojos son bonitos,
te diría,
te contaría,
te cantaría,
que son como un río,
que son como,
cómo,
no sé,
!alma de cántaro!
Cómo,
de qué manera,
expresar semejante,
semejante brío.
Como una niña rusa
guapa,
guapísima,
con sus katiuskas,
y su mirada,
bajo la cual se derrite,
el hielo,
y a veces el corazón.
Y nos vas dando la chapa,
con esas tenazas,
con esas manazas,
que en el fondo,
en lo más profundo,
es tu sonrisa,
tus dientes
que a mordiscos,
llama a la felicidad
para que cumpla sus amenazas.

domingo, 18 de febrero de 2018

Princesas

Frente a la inmensidad,
en contra de la oscura noche,
que viene pintada de negro,
y,
y,
en lo más dentro,
lleva esa palabra,
esa palabra terrible,

Esa palabra que se llama muerte.

Esa puta palabra que nos quiere ver flotando en el mar inerte.

Pero tu corazón,
tus labios,
tus cabellos de seda,
tu sonrisa de hada,
y tus besos,
sobre todo
tus besos...
Nos hacen volver a creer en las magas.

Sigue,
sigue,
deslizándote,,
brillando,
iluminando,
mi mujer,
mi niña,
mi princesa española.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Cócteles y Julio Verne

Dicen que el Nautilus continúa por recorrer las profundidades del mar,
atravesando,
con sus luces hipnóticas,
los abismos de este mundo.

Y en la fosa de las Islas Marianas,
allá,
allá tan lejos y tan profundo,
donde descubrió la realidad mágica de las burbujas.

Y como si se lo hubiese contado una bruja,
el Capitán Nemo silba,
que dijera Espronceda,
alegre,
alegre.

Y el viento en popa.

A toda vela,
así es la nueva coctelería de la villa,
de la villa del metal.

Meeting Point,
un lugar,
un local
donde poder hablar,
y sonreír
al compás
de la libertad.

Como en un cuento del visionario francés,
las hélices,
suenan con la cadencia,
con la cadencia de la las olas que se lleva la mar.

Días de vino y rosas,
instantes para no olvidar.

domingo, 29 de octubre de 2017

Buenaventura

Lo peor
de los pies,
de los pies,
es cuando no,
no,
sientes,
lo que sientes,
ni lo que ves.

Y al ver el mundo,
el planeta del revés,
que sin saber,
vuelve a pintar,
y a soñar,
y a dibujar,
a delinear,
a volver
a cabecear,
y sin miedo,
volver a escuchar las olas del mar.

Porque te quiero,
y entre mis dedos,
volveré a sentir,
y a vivir,
todo aquello,
todo aquello
que no me hace un infeliz.

sábado, 28 de octubre de 2017

Juan Nieve

Blanco, azul, verde,
de colores,
de colores,
por sentirte,
por tocarte,
por tenerte.
Ya no te quiero,

 No te quiero.

Porque no eres buena.

Y siente uno
la soledad,
y esa vieja y
asquerosa maldad,
que trepa sin piedad,
ahogándonos,
sumergiéndonos
en su indignidad.

Yo soy como Jon Snow,
que entre la nieve,
bebe y bebe,
y saca a relucir su espada,
que desde la soledad,
a golpe de mandobles
hace que brille la verdad.